SÓLO TÉCNICAS

Expo Sign > Info Sign > Impresión > SÓLO TÉCNICAS

SÓLO TÉCNICAS

11 marzo, 2020 | Prensa Expotrade | Impresión, Noticias

La xilografía y la litografía son dos de las técnicas preferidas a la hora de realizar una impresión.

Si bien se han desarrollado muchas técnicas para imprimir, algunas han tenido mayor éxito que otras y lograron más reconocimiento a la hora de elegir con cual realizar ciertos trabajos. Entre todas ellas la xilografía y la litografía han logrado un lugar de importancia.
Si bien su nombre proviene del griego, xílon, «madera», y gráfein, «escribir», su origen se remonta a China en el siglo XI de nuestra era y es, por eso, el método de impresión más antiguo que se conoce.
La técnica consiste en la incisión en relieve de una tablilla de madera mediante una herramienta puntiaguda, con cual que se extraen las partes que no se utilizarán para la impresión. Después, las partes en relieve se sumergen en tinta de manera que, al prensarlas sobre papel o tela, reproduzcan una imagen idéntica a la imagen tallada.
Este método se utilizó para la impresión de libros enteros, cuyas matrices presentaban textos e ilustraciones combinados entre sí, hasta la introducción de la impresión con tipos móviles, inventada por Johannes Gutenberg en la segunda mitad del siglo XV. No obstante, la xilografía siguió usándose en el campo artístico hasta la actualidad.
Por su parte, la litografía también tiene un nombre que remite a Grecia, por líthos, «piedra», y gráfein, «escribir», pero su inventor fue Alois Senefelder, en Múnich, en 1790 y su característica principal es la reacción química distinta del color y del agua, ya que las partes que se usan para la impresión y las partes blancas se encuentran al mismo nivel.
Para este procedimiento se usa un tipo de piedra caliza porosa que se dibuja con un lápiz graso y después se sumerge en agua. Mientras que las partes no dibujadas absorben un hilillo de agua, las partes marcadas con el lápiz graso la repelen; una vez empapadas en tinta, solo las partes previamente marcadas retienen la tinta. Presionando la placa en la prensa, la tinta se deposita sobre el papel. Para la litografía en color, a cada color le corresponde una matriz distinta.
De la litografía deriva la impresión offset (del inglés offset, que significa «indirecto» o «rebote»), que sustituye la piedra caliza por una placa metálica, sobre la cual se reproducen los caracteres y las imágenes mediante una película.

ep