OLER BIEN

Expo Sign > Info Sign > Noticias > OLER BIEN

OLER BIEN

6 marzo, 2019 | Prensa Expotrade | Noticias

La importancia de las fragancias en la identidad de una marca y en la potenciación de las ventas ha ido en aumento, por varias razones.

El marketing olfativo consiste en algo más que sólo difundir una fragancia en un espacio: es diferenciarse creando un aroma que refuerce la identidad de marca además de crear un ambiente agradable para clientes y empleados.
Este elemento diferenciador tiene como finalidad crear experiencias sensoriales, aumentar el tránsito y el tiempo en tienda y revalorizar la marca. A través de la personalización de un perfume asociado a los valores de la empresa y su exposición repetida al consumidor, ese olor se asociará fuertemente con la marca y mensaje.
Un estudio realizado por Martin Lindstrom asegura que el impacto de la marca aumenta 30% cuando se involucra más de un sentido y 70% cuando se integran tres sentidos en el mensaje.
Entonces, en un entorno de innovación tecnológica capaz de cambiar hábitos de consumo, las empresas que deseen potenciar su marca y dejar huella en el consumidor deberán, además de llamar la atención de la vista y el oído, aprovechar el sentido del olfato como canal de comunicación.
A través de técnicas de marketing olfativo, las marcas consiguen diferenciarse de la competencia a la vez que crean experiencias sensoriales que perduran en el tiempo en la mente del consumidor.
Nuestro sentido del olfato está conectado directamente al sistema límbico, íntimamente relacionado con la memoria y el mundo de las emociones. Es el sentido con mayor poder de evocación; una simple fragancia es capaz de llevarnos a lugares recónditos de nuestra memoria.
Por eso, los humanos tenemos más facilidad de recordar algo al olerlo, que usando la vista o tacto. De hecho, recordamos hasta 35% de lo que olemos en comparación con cinco por ciento de lo que vemos, dos de lo que oímos y uno de lo que tocamos.
Todos los días percibimos aromas que tienen una poderosa influencia en nuestras emociones, conductas y estados de ánimo. Numerosos estudios han demostrado el potente impacto que puede tener el olor en el comportamiento del consumidor influenciando en su decisión de compra; es por esta razón que cada vez esté más presente la incorporación del perfume como estrategia de marketing.

ep